Tarifa plana en asesoramiento: Ventajas para las empresas

 

El asesoramiento de empresas es una profesión necesaria para el correcto funcionamiento tanto de empresas como de autónomos porque requiere una revisión constante de diferentes temas que afectan a la actividad económica.

Una asesoría se encarga de los temas fiscales, jurídicos, laborales y contables de una empresa y trata de agilizar los trámites y presentar la documentación necesaria a las entidades públicas como la Agencia Tributaria o la Seguridad Social.

Las asesorías jurídicas asesoran a las empresas y sus individuos en materia jurídica, solventando los diferentes problemas legales que puedan surgir con la constitución de la empresa, empleados o trabajadores, problemas de Derecho Civil, etc.

Los asesores tratan de buscar la mejor opción para los intereses de la empresa dentro de la legalidad vigente. En una empresa con mucha actividad, empleados o una actividad contable alta es necesario un contacto directo y frecuente con los responsables de la asesoría.

Por ello, se han puesto de moda tarifas planas de asesoramiento jurídico para cubrir todos los posibles casos que puedan afectar legalmente a una empresa. Un ejemplo lo tenemos con Castell Martinez, los cuales han sacado un servicio muy interesante para empresas o particulares donde cubren todos los problemas jurídicos que puedan surgir cada mes.

De esta forma, el cliente se respalda en un apoyo jurídico para solucionar los diferentes conflictos jurídicos que puedan ir surgiendo. Este modelo de trabajo cuenta con varias opciones de pago: mensual, bimensual, trimestral o anual.

La modalidad anual cuenta con un descuento muy interesante para reducir el gasto jurídico de nuestra empresa, siendo la mejor opción a día de hoy.

¿Qué nos puede cubrir una tarifa plana de asesoramiento jurídico?

Un completo equipo jurídico como el mencionado de Castell Martinez se encarga del asesoramiento y resolución de conflictos entre empresas o particulares con el fin de llegar a un acuerdo antes de juicio.

En la mayoría de ocasiones, los problemas laborales se suelen solucionar mediante un procedimiento de mediación. La mediación trata de evitar los gastos judiciales y alcanzar un acuerdo prematuro antes de que los juzgados tengan que decidir sobre el asunto en cuestión.

En el área laboral, los problemas jurídicos más frecuentes los tenemos en despidos, bajas o sanciones laborales de la Seguridad Social por alguna irregularidad en la contratación de empleados o trabajadores.

En área de Derecho Civil, las desaveniencias suelen aparecer en problemas con indemnizaciones, alquileres, compraventa de inmuebles, interpretación de contratos, etc. El Derecho Civil es una de las ramas del Derecho más populares y que más juicios y mediaciones engloba.

Otras áreas que llevan estos despachos jurídicos son las relacionadas con Derecho Penal, Mercantil, Administrativo, Inmobiliario, etc.

No dejes escapar la oportunidad de ser asesorado por un completo equipo de juristas a un buen precio, algo muy útil a la hora de solventar tus problemas legales.